Prostitutas javea codigo de hammurabi derechos de mujeres y niños

prostitutas javea codigo de hammurabi derechos de mujeres y niños

Excepciones a la aplicación de la ley extranjera en cuanto a la incapacidad para suceder. Concepto La capacidad para suceder es la aptitud para ser titular del derecho a recibir por sucesión los derechos activos y pasivos transmisibles del causante. La capacidad para adquirir una sucesión debe tenerse al momento en que la sucesión se defiere arts. La vocación sucesoria en cuanto llamamiento del sucesor requiere como presupuesto subjetivo la capacidad para suceder.

De conformidad a lo prescripto por el art. En tanto capacidad de derecho, no debe tenerse en consideración si el heredero puede ejercer por si o por medio de un representante los derechos que le confiere la calidad de tal. Si bien el Código no contiene regulación alguna respecto de los embriones fecundados in Vitro, consideramos que por aplicación analógica en tanto éstos son personas desde el momento de la unión del gameto masculino y el gameto femenino, se encuentran comprendidos entre los enumerados en el artículo citado.

En tal sentido, así lo dispone el art. No existen en nuestro derecho incapacidades absolutas para suceder, como ocurría en otras legislaciones respecto de los esclavos, los muertos civiles por penas o por haber hecho profesión religiosa, herejes y hasta extranjeros, las que ya han dejado de existir. Relación entre capacidad para suceder y vocación hereditaria Como sostuviéramos precedentemente, la capacidad para suceder es el requisito subjetivo de la vocación, y ésta es el llamamiento que lo asocia a suceder.

Dicho de otra manera, la capacidad se constituye en una condición de eficacia del llamamiento3. José Luis Depalma Ed. Zannoni Eduardo ob cit. Son requisitos para que la vocación tenga eficacia: Es decir, que el llamamiento no quede trunco por una norma legal que expresamente prohíba que el titular pueda ser convocado para adquirir el todo o una parte de la herencia o de un legado. Nos encontramos en este caso frente a un supuesto de eficacia pendiente.

En la ineficacia pendiente los actos pueden ser ineficaces ab initio, pero pueden alcanzar su eficacia a posteriori, o convertir en definitiva su ineficacia de origen.

En el Código Civil, encontramos un ejemplo de eficacia pendiente en el supuesto de indignidad, que en caso de ser declarada por sentencia firme la misma opera como una condición resolutoria que torna ineficaz a la vocación que existió desde el momento de la apertura de la sucesión. Las incapacidades absolutas de derecho no existen en el derecho moderno, como sí estaban admitidas en el derecho romano, por ejemplo la muerte civil, la extranjería, etcétera. No obstante, el Codificador en el art.

De su redacción, prima facie parece surgir que existen dos supuestos en los que se habría acogido la incapacidad absoluta para suceder: En primer término, la existencia de las personas comienza desde el momento de la concepción, conforme lo dispone el art. En cuanto al que estando concebido naciere muerto el Código Civil en el artículo citado si bien le confiere la posibilidad de adquirir algunos derechos como si ya hubiere nacido, en el art.

Ambos supuestos no son de incapacidad para suceder, sino de inexistencia de sucesores. Incapacidades relativas Las incapacidades para suceder, son en todos los supuestos incapacidades relativas de derecho.

Analizaremos a continuación, cada uno de los casos regulados por el Código y en particular las razones de su consagración. Liminarmente debe tenerse en consideración que estas incapacidades de derecho relativas no han sido establecidas para proteger al incapaz sino por el contrario en su contra con el fin de evitar que pudiera violentar los principios antes expuestos respecto del goce del derecho a suceder.

Supuestos de incapacidad Analizaremos a continuación los distintos supuestos de incapacidad para recibir por sucesión que regula el Código Civil. Escribanos y testigos El art. El Código Civil Francés, invalida el testamento conforme surge de los arts. Cabe tener presente que una de las fuentes del artículo es el antes citado art. En tal sentido Borda considera que la prohibición del art.

Igual criterio sustenta Highton En cambio, Laje sostiene que la prohibición de este artículo torna nulo el testamento y por supuesto el legado, y que ello resulta del art. A juicio de este autor, los arts.

Consideramos que la norma contenida en el art. Apreciación temporal de esta incapacidad. La incapacidad a que se refiere el art. Igual criterio es aplicable a los cónyuges y parientes o afines dentro del cuarto grado, vínculo que debe existir al tiempo de la celebración del acto. Sin embargo si los testigos o el escribano fueren parientes del testador no quedarían invalidadas por aplicación analógica de lo dispuesto en los arts.

Todo ello sin perjuicio de lo establecido respecto del tiempo para calificar la incapacidad que conforme lo prescribe el art. Oficiales de buques El art. Si bien la norma se limita a establecer la nulidad de los legados es innegable que es extensiva también a la institución de herederos toda vez que el fundamento de la misma comprende a ambos supuestos. Al excepcionar a los parientes, en esta oportunidad el Codificador no determina el tipo de parentesco, por lo que debe determinarse si es comprensivo de todas las clases y en todos los grados.

Aduna esta tesis la circunstancia de que limitar el llamamiento a los sucesibles ab intestato importaría excluir a los parientes afines lo que no estaría en la filosofía de la norma que se proyecta como omnicomprensiva de todo tipo de parentesco.

Sostiene Laje que, por otra parte que el Código no obstante que la calidad de oficial del buque hace presumir una influencia indebida, hace ceder a ésta cuando se trate de parientes del testador, fundado ello en el respeto recíproco que crea el vínculo A nuestro juicio a la hora de interpretar el art. No puede dejar de considerarse que la fuente del art. Por tanto limitar la excepción que contiene el art. Testamentos a los que se aplica la norma del art. Editorial Cotillon, Art.

Una de las fuentes del art. Por el auto acordado tit. El origen de lo dispuesto en el texto antes transcripto que sirvió de fuente al Código Civil Argentino fue la nueva concepción que advino con la dinastía borbónica que se plasmó en el regalismo En particular aquellas que colisionaban con los derechos del Papa y de la Iglesia. El punto de inicio fue el Auto Acordado del 12 de diciembre de que estableció: El auto dictado tuvo como principal redactor a Melchor de Macanaz, a la sazón Fiscal General del Consejo de Castilla que era muy conocido por su Memorial o Pedimento Fiscal de los 55 Artículos que había confeccionado por orden del Rey en el que hacía un raconto de los perjuicios sufridos por la Monarquía por los abusos de los Ministros de la Corte Romana.

El Proyecto de Código Civil Español de , luego de establecer similar incapacidad a los médicos y cirujanos, disponía en el art. Fundamentos de esta incapacidad. La norma persigue evitar la captación de la voluntad del testador por parte del confesor. La incapacidad alcanza a: Título 20, libro 10, antes trascripta, de la que surge se refiere a los sacerdotes católicos que administren el sacramento de la confesión y la otra en el citado art.

Entendemos que al no formular ninguna precisión la norma no autoriza a excluir de la incapacidad a dichos sacerdotes pues son ministros del sacramento de la penitencia. Hemos afirmado que es un proceso; por consiguiente no se trata de una experiencia puntual, sino por el contrario una experiencia caracterizada por la continuidad, con prolongación en el tiempo.

Pese a que una sesión puede llegar a ser muy intensa, ésta no puede estar desligada de otras sesiones, anteriores y posteriores, que posibiliten un verdadero proceso de crecimiento en las personas. Ello es así porque salvo excepciones las claridades no se obtienen en un momento, uno no se acepta en un momento, uno no se perdona en un momento, uno no ve claro lo que Dios quiere en un momento; por eso la Dirección Espiritual es progresiva y lenta.

Pero no se encuentra alcanzado por la incapacidad si el testamento en el que resulte favorecido es anterior a dicha fecha. Así lo ha entendido la jurisprudencia de nuestros tribunales que sostuvo que la incapacidad consagrada en la norma citada no es extensiva al confesor habitual si fue instituido diez años antes de la muerte del testador Igualmente debe tenerse presente que la confesión no es el sacramento específico de preparación para la muerte sino la unción de los enfermos canon CIC 83 , sin perjuicio de los beneficios del sacramento de la penitencia.

La filosofía del art. La norma presume en este caso la posibilidad de captación de la voluntad del testador. Se encuentran alcanzados tanto los parientes consanguíneos como los afínes, pues la norma no hace distinción alguna al respecto. Comares Granada 29 Jorge Oscar Perrino Empero la incapacidad de los parientes del confesor cesa cuando fueren parientes del testador art.

Si bien el canon enfatiza el celibato de los clérigos cuando dice: El canon que regula los elementos que debe obtener la autoridad que admite al candidato a la sagrada ordenación, en el inc.

El canon dispone que: Es necesario tener presente que una vez ordenado célibe el clérigo no puede casarse. Así lo establece el canon cuando dice: Cabe agregar que los presbíteros casados no pueden alcanzar el orden episcopal, pues el canon inc. P y ss Edit. BAC Madrid e internet www. Como es sabido los esposos no son parientes entre sí, y atento que las incapacidades deben estar expresamente establecidas arg.

Avala esta conclusión que cuando quiso expresamente disponerlo así lo hizo tal el caso de los escribanos en el art. El Codificador adoptó el criterio de García Goyena plasmado en el art. Por otra parte ello estaba así dispuesto en la otra fuente del art. Título 20, libro 10 antes transcripta. Es decir que ha recibido el sacramento del orden. Los órdenes son el episcopado, el presbiterado y el diaconado.

Sólo el sacerdote es ministro del sacramento de la penitencia c. Igualmente todos los sacerdotes que ocupen legítimamente un cargo entre cuyas competencias exista las de oír confesiones C. También pueden hacerlo los sacerdotes que tengan una concesión especial dada por el Ordinario del lugar donde se encuentre incardinado o tenga su domicilio.

Resuelve este caso el canon CIC 83 que dispone: Liminarmente es necesario dejar en claro el concepto de Iglesia parroquial. Corresponde exclusivamente al Obispo diocesano erigir, suprimir o cambiar las parroquias, pero no las erija, suprima o cambie notablemente sin haber oído al consejo presbiteral. No obstante lo expuesto Benlloch Poveda sostiene que la noción de cuasiparroquia no puede ser la misma que la de parroquia pues carece: Edic Edicep C B Valencia España 33 Jorge Oscar Perrino Son comunidades que no pueden ser erigidas como parroquias o cuasiparroquias las capellanías, Iglesias rectorales, misiones con cura de almas, centros de pastoral, vicarías, entre otras.

Es requisito para su designación que haya recibido el orden sagrado del presbiterado c. La excepción encuentra fundamento en el vínculo afectivo que puede haber tenido el testador con su parroquia, ya por ser el lugar donde recibió la asistencia sacramental, participó de la misa diaria o dominical, de algunos de los movimientos apostólicos, por ejemplo la Acción Católica, o colaboró en calidad de catequista, etc.

En cambio no se encuentran excluidas de la incapacidad las comunidades a las que pertenece el sacerdote confesor, salvo que dicha comunidad tenga a su cargo la parroquia del testador c. El Código Civil Español no contiene esta excepción imposibilitando al testador favorecer a su parroquia a excepción que el confesor no pertenezca a la misma. Si el testador muere por un accidente la incapacidad del art. No obstante si luego del accidente sobrevivió un tiempo y se confesó y posteriormente muere a consecuencia de las heridas provocadas por el hecho, es de aplicación lo normado en el art.

La incapacidad del ministro protestante El art. El protestantismo niega el sacramento de la confesión. Considera que no es necesaria la intervención humana para que Dios perdone el pecado y que éste debe ser confesado en privado sólo a Dios. Y el mismo apóstol Juan afirma que Dios es fiel y justo para perdonar los pecados—Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad— 1 Juan 1, La objeción que se formula por el protestantismo parte de una manifiesta confusión entre quien concede el perdón, que es Dios, con el instrumento que Dios utiliza para administrarlo que es el sacerdote.

Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: La lectura seria nos permite comprobar que el poder otorgado no estuvo limitado: La mayoría de la doctrina se inclina por considerar que la incapacidad en estudio se extiende a los ministros de otros cultos.

Hace extensiva la misma a los parientes, iglesias y comunidades, en similar situación que el confesor católico Niega esta posibilidad Fassi, sin perjuicio de considerar la circunstancia como presunción de captación Por ello se explica que la ley haya utilizado la voz confesores. Cuando nuestro Codificador legisló la materia se apartó de este criterio genérico y primero reguló la situación del confesor y luego la del ministro protestante omitiendo toda referencia a los otros cultos, lo que pone claramente de manifiesto que no fue su intención extenderla a los ministros de otros cultos.

Ello así porque obsta a la procedencia del criterio amplio el art. Este principio ha sido ratificado por el Codificador en el art. Por tanto no es posible extender la incapacidad de los arts. A su vez el canon CIC 83 reconoce la facultad de disponer libremente para obras pías a toda persona capaz, cuando dice: Quien, por el derecho natural y canónico, es capaz de disponer libremente de sus bienes, puede dejarlos a causas pías, tanto por acto inter vivos como mortis causa.

Para las disposiciones mortis causa en beneficio de la Iglesia, obsérvense, si es posible, las solemnidades prescritas por el ordenamiento civil; si éstas se hubieran omitido, se ha de amonestar a los herederos sobre la obligación que tienen de cumplir la voluntad del testador.

Como se advierte hay una íntima conexión entre lo normado por el Derecho Canónico y por el Derecho Civil cuando mediare captación de la voluntad del testador. La fuente de esta norma es el art. En el derecho francés se invalida el testamento efectuado a favor del tutor durante el ejercicio de la tutela, en cambio en nuestro derecho, como sostiene Fassi, la invalidez se extiende aun al testamento que el menor pueda haber efectuado antes que el instituido sea nombrado tutor La norma se refiere a un menor que haya cumplido dieciocho años de edad, oportunidad a partir de la cual puede testar conforme lo dispone el art.

La finalidad de la incapacidad es doble: Al respecto es menester tener en consideración diversos supuestos: Conforme lo dispone el art. En el supuesto que el ex tutor no hubiera presentado la rendición de cuentas o que el ex pupilo no le haya intimado para que diera cumplimiento con dicha obligación, rige en la especie por analogía lo dispuesto en el art. Sostiene Zannoni que el testamento queda confirmado en tal supuesto rigiendo en el caso el art.

En cambio Fassi considera que el testamento nulo en su origen por contrariar el art. A nuestro juicio el art. Edit- Hammurabi Buenos Aires Ello es así porque recién a partir de la muerte del causante se torna irrevocable el testamento, se produce la apertura y la transmisión de la herencia Ello así porque el acto es nulo en su génesis pues la voluntad del pupilo no era libre y la causal de invalidez no ha desaparecido de nuestra legislación.

El transcurso del tiempo y la aprobación de las cuentas no convalidan el acto. Curadores Discrepa la doctrina acerca de si los curadores se encuentran alcanzados por la incapacidad de suceder a los interdictos a su cargo.

Ello amerita analizar si esa remisión hace extensible la incapacidad al curador. Es innegable que el envío del Código a las leyes de la tutela es expreso y específico. Asociaciones no autorizadas El art. No obstante la reforma producida en el art. Lo normado en el art. Vélez Sarsfield acoge en el Código un instituto del derecho romano, el legado modal. En efecto en su acepción inicial, el modo remonta sus orígenes al derecho romano.

Pero es en el derecho francés que alcanza pleno desarrollo la doctrina en la materia, a punto tal, que, como señala Maffía, se llegó a concebir la figura regulada por nuestro art.

No es extraño que se intente eludir la incapacidad para recibir por testamento mediante actos simulados El Código Civil Francés sancionó la nulidad de dichos actos en el art. Este texto quedó incorporado a nuestro Código en el art. Son reputadas personas interpuestas, el padre y la madre, los hijos y descendientes, y el cónyuge de la persona incapaz.

Se consideran dos supuestos de simulación: Esta institución es anulable por imperio de lo establecido en los arts. Se trata de una simulación ilícita toda vez que persigue como fin un fraude a la ley.

En este supuesto se transmite simuladamente a título oneroso un bien al incapaz, cuando en realidad se trata de una donación disfrazada. En cambio Fassi estima necesario conservarle al art. Personas que se presumen interpuestas La segunda parte del art. Como surge del texto legal se encuentran comprendidos el padre, la madre, los hijos y descendientes y el cónyuge de la persona incapaz, aun los que tienen dicho vínculo con los parientes del confesor, declarados incapaces por el art.

Por tanto en el caso analizado de la esposa del sacerdote de la Iglesia Católica Oriental o de un Ministro Protestante, si bien ella no era incapaz, una liberalidad a su favor es nula. Acerca de si la presunción es jure et de jure No es conteste la doctrina acerca de si la presunción del art. Fassi hace expresa mención que tanto la doctrina francesa, como García Goyena en su comentario al art.

Por el contrario Borda considera muy débil el argumento que se apoya en la opinión de los autores franceses pues éstos trabajan teniendo en cuenta un texto distinto, el del art. Sostiene asimismo Borda que es inconveniente atar al juez a preceptos rigurosos o normas rígidas que lo autolimiten al tener que decidir, cuando no existe texto alguno que así lo disponga.

Por ello concluye que en tanto los interesados produzcan una prueba acabada que acredite que la disposición testamentaria ha sido sincera y desprovista de toda simulación, la presunción del art. En el caso que procediera la simulación, la nulidad del acto obliga al beneficiado a devolver los frutos percibidos de los bienes que entraron en posesión suya art. Esta norma es concordante con el art.

Ley que rige la capacidad para suceder La cuestión de la ley que rige la capacidad para suceder ha planteado en nuestro derecho un aparente conflicto en consideración a lo dispuesto por los arts. Una lectura ligera de ambos textos nos puede llevar a sostener que el art. En efecto a poco que retomemos los principios desarrollados en la primer parte de este trabajo en los que distinguimos la vocación sucesoria en cuanto llamamiento del sucesor y la capacidad para suceder como presupuesto subjetivo de aquélla, advertiremos que no existe contradicción alguna entre ambas normas.

En efecto el art. Ella es la del derecho local del domicilio del difunto al tiempo de su muerte. En cambio el art. Participa del mismo criterio Borda. A su vez el art. En el caso que la ley extranjera del domicilio del heredero contuviera una incapacidad para suceder fundada por ejemplo en la esclavitud, no sería aplicable en nuestro derecho por resultar manifiestamente incompatible con los arts.

La evolución de los delitos cometidos por mujeres. Naturaleza íntima de la mujer. La vida de las mujeres en las Unidades Penitenciarias y el avance de la progresividad. La delincuencia juvenil femenina y su comparación con la masculina. La mujer y la reincidencia. Asimismo, y por otro lado considerar a la mujer madre en la prisión como interna, reteniendo consigo a sus hijos menores de cuatro años, procediendo a la educación y crianza de los niños en los jardines maternales existentes.

También efectuando un repaso de la situación internacional entorno a este tema. Pero, principalmente, detallar las diferencias existentes en el caso de conductas violentas, la iniciación en el comportamiento delictivo, entre otras. Sin embargo; podemos encontrar un paralelismo importante entre ambos casos, principalmente por que los estudios teóricos llevan décadas de retraso.

También recalcar el papel de las instituciones penales que generalmente fracasan de forma estrepitosa ante el conflicto social. Así, hice mención de datos brindados por la Dirección Nacional de Política Criminal provenientes del relevamiento en las distintas unidades dependientes del Servicio Penitenciario Federal respecto de la reincidencia de las mujeres, como también en torno a la edad al cometer delitos, el estado civil, nivel de instrucción, ocupación, monto de la condena, convivencia con los hijos, delitos cometidos, la comparación de las mujeres condenadas con las procesadas, entre otras.

La diferencia sustancial con el hombre, estaría en sus defectos y cualidades, lo que la determinaría: A pesar de lo anterior, la mujer sería menos agresiva y violenta, debido a su altruismo y emotividad. El ser femenino por su constitución sería menos delincuente que el hombre. Belbey acusa a nuestra sociedad judeocristiana y antisexual de condenar a la mujer, ya que si se hiciera una buena profilaxis del delito y de tratamiento posdelictual solo: En algunos casos se traen a colación actitudes no comprensibles dentro de la psicología normal, pero, idénticas actitudes son también adquiridas en ese despertar sexual por muchachos en semejantes períodos.

Pero estos factores que pudieron solventar por mucho tiempo una explicación lógicamente aceptable, hoy parecen muy endebles. Acaso ello podría responder a un pasado donde la sociedad con mayor influjo masculino la colocaba en una situación especial, por su calidad de madre o su aptitud para serlo y donde los policías y los jueces eran exclusivamente hombres, aptos de ser influenciados por los encantos naturales del sexo opuesto.

Ello, al margen de aquellos que por exigencias típicas solamente pueden ser cometidos por ellas en calidad de autor inmediato -tal el caso de nuestra derogada figura de infanticidio cometido por la madre en estado puerperal, o la del adulterio de la esposa-. Todo lo cual parece en cierta medida ser compensado por la poca intervención directa de ellas en aquellos delitos cometidos con empleo de violencia.

Una consideración especial merece la prostitución. Sabido es que Lombroso y Ferrero calificaron a la prostitución como una actividad equivalente al delito entre los hombres. Indicando, asimismo que, con respecto a los caracteres fisiológicos, se notan los siguientes rasgos similares entre las mujeres delincuentes y las prostitutas: En cuanto a la criminodinamia, tal como lo hemos podido observar en nuestra experiencia, la modalidad delictiva en la mujer se manifiesta bajo tres formas fundamentales: En tal sentido, la historia y la literatura nos han dejado ejemplos claros de esta modalidad.

Así tenemos el caso -sucedido en la provincia de Entre Ríos- en el cual un joven mata a su madre, inducido por su amante, una mujer joven, casada y separada, cuyas relaciones no eran aprobadas por la víctima. Como vemos, la mujer deviene en una conducta criminal sin intervenir con su propio accionar, pero sí como instigadora, elaborando y meditando el hecho que hace que se concrete a través de otra persona.

Es la mujer que elabora y medita el hecho delictivo y lo ejecuta con sus propias manos, a diferencia de la mujer que, en la forma llamada por complicidad con participación activa, es la ejecutora de delitos elaborados por otra u otras personas. Cabe también recordar que las estadísticas, tanto nacionales como extranjeras, demuestran el alto porcentaje de delitos contra las personas -homicidios especialmente- que comete la mujer.

Hemos señalado que puede darse, asimismo, en algunos casos, el uso de la violencia. B Criminogénesis y criminodinamia en distintos delitos de la mujer 1. El delito de homicidio es el que adquiere así mayor relevancia no sólo cuantitativamente sino cualitativamente. Si cuantitativamente resulta importante, no lo es menos el aspecto cualitativo, es decir su realización por las características criminogenéticas de la mujer. Delitos contra la propiedad: Son los casos de hurtos en casas de familia cometidos por domésticas, por abuso de confianza.

Tal es el caso de una pareja de novios, a la concreción de cuyo noviazgo los padres de la mujer se oponían, resultando esta actitud de insistente e inmodificable rechazo, el elemento que propició la criminogénesis que se perfeccionó en el homicidio de aquéllos.

La afirmación de Wright se basa en la teoría ginecocéntrica que Lester fue el primero en lanzar. Pero ambas teorías, la de Aristóteles y la de Ward, han sido rechazadas por la moderna biología. Infinidad de teorías han explicado que la causa de la inferioridad social de la mujer tiene su base en razones biológicas.

Se ha dicho que su 9 A. Pero este argumento no es efectivo. Louis Trégance asegura que existen tribus de mujeres que viven solas y matan a cuantos hombres caen en sus manos, con excepción de cierta época del año. Estas mujeres que viven en bandas aisladas, todavía se encuentran en nuestros días en el interior del Africa.

Es el creced y multiplicaos bíblico. Fustel de Coulanges ha dicho: Como todo el derecho privado, se deriva de la creencia religiosa que colocaba al hombre en condición superior a la mujer. La mujer en todas las épocas ha sido considerada como objeto de veneración o de desdén o con los misterios de la magia y de la religión. Ahora bien, en épocas en que las actividades político-sociales eran mínimas, el hombre, ante sus precarias obligaciones biológicas, se dedicó a aquélla de una manera preferente.

Y los gérmenes intelectuales que poseía la mujer no se desenvolvieron en el mismo grado que en el hombre,. Pero para amar la mujer necesita admirar. Por fuerte y capaz que la mujer sea, aparenta debilidad frente al hombre por quien desea ser amada. Muchas son las diferencias que se han encontrado para distinguir al hombre de la mujer. Para hablar con exactitud de la delincuencia femenina, es preciso considerar a la mujer en sociedad, rodeada de todos aquellos factores que, en forma directa o indirecta, influyen en su vida.

El delito, por insignificante que sea, es la resultante, no sólo del factor biológico, sino también de los factores físicos-sociales. La relación entre el hombre y la mujer es la misma que la del sujeto y el objeto. En efecto, en todos los momentos de la historia, incluso en aquellos que se suponen de matriarcado, la sociedad ha impuesto a la mujer exigencias que no han contemplado su calidad humana, impidiendo en esta forma el desarrollo integral de sus facultades.

Sin llegar a conocer la profundidad del alma femenina, ni las posibilidades con que hubiera podido contribuir a una mejor comprensión de las sociedades, a pretexto de su debilidad física, fue considerada en un plano inferior y se establecieron costumbres, prejuicios y leyes que, como lo ha demostrado la historia de la humanidad, no han hecho otra cosa que detener el normal desarrollo de sus facultades. Tal complejo de superioridad, explica, 61 María Constanza Fonrouge en parte, el egoísmo de los hombres.

El hombre es naturalmente egocéntrico, el mundo lo ve y lo siente en función de su propio yo. La historia nos comprueba los conceptos aquí vertidos. Carece de toda autoridad en la casa. La regeneración de la mujer, dice San Pablo, se operó en el nuevo concepto de la vida que la encarnación trajo al mundo. Otros, sin embargo, han dicho que el cristianismo, mal entendido y peor interpretado, convirtió cada hogar en una sepultura donde debería lapidarse la vida, la inteligencia, la savia del alma femenina.

Los ingleses miraban con rudos ojos a la mujer que trataba de educarse. En un escritor inglés dice textualmente: Las leyes comunes se dan aquí la mano con la voluntad divina No faltan escritores que consideren que no es efectivo que la mujer haya estado siempre en situación inferior en la sociedad, pues ha habido períodos en que la mujer ha tenido un papel preponderante.

Se refieren a las épocas que se han denominado de Matriarcado. Se designa con este nombre cualquier predominio o simple preponderancia de la mujer sobre el hombre en las sociedades primitivas. Sociólogos e historiadores se han preocupado de establecer la efectividad de estos 62 La Mujer privada de la libertad períodos.

Esta situación la llevó a desear intensamente la existencia de una vida sedentaria y la ambición de un hogar. Rera, Perséfona, Demefrio, Afrodita y Atenea. El culto de la diosa de la fertilidad, madre de los dioses y de un joven amante el Adonis de los Griegos , tiene mucha importancia en las religiones cananeo-sirias.

En los siglos míticos de esta edad, la diosa presenta un mayor relieve que el Dios. Infinitos son los prejuicios y costumbres que, en todas las sociedades han sojuzgado a la mujer. Ellas, en cambio, daban toda su enorme capacidad de amor y debían de soportar resignadas, las migajas que en forma altanera se dignaba obsequiarle el amado.

Los profesionales de distintas disciplinas son los encargados de confeccionar la historia criminológica y, a su vez, el organismo técnico-criminológico correspondiente elabora un dictamen en el cual clasifica a la interna, aconseja establecimiento y programa de tratamiento y fija la fecha de su actualización.

La calificación y determinados requisitos, así como la duración de la condena, inciden en la progresividad, en la obtención de beneficios, en el otorgamiento de la libertad condicional y en la consideración de los pedidos de indultos o conmutación de penas. Por otro lado, cabe señalar, que una vez cumplido el Período de Observación, la interna puede ser trasladada, por diferentes motivos, a otros establecimientos.

Sin entrar en un tedioso recorrido teórico, entre los aplicados en nuestra historia reciente, debemos destacar: Sistema celular Surge aproximadamente hacia el año en los Estados Unidos, en Filadelfia. Surgen las maisons deforceen Londres , Nuremberg y Amsterdam Sistema auburniano Tendiendo a la atenuación del sistema filadélfico surge también en los Estados Unidos, el sistema auburniano, implantado en la ciudad de Auburn.

El sistema revivía, en líneas generales, el régimen penitenciario de la antigua prisión de Gaud. Sistema progresivo La concepción de este sistema se atribuye -conforme Marcó del Ponty Cuello Calón- se atribuye a Maconochie y al Arzobispo de Dublin Whately, el cual pedía la sustitución de las condenas a tiempo por condenas a cierta cantidad de trabajo, instrumentado hacia fines del siglo XIX.

Procurando suavizar los rigores de los sistemas precedentes, surgió en Inglaterra a fines de la primera mitad del siglo XIX el sistema progresivo o mark system como 65 María Constanza Fonrouge lo llamaban los ingleses. El cumplimiento de la pena se dividió en tres etapas: Finalmente, el tercero constituía una gran innovación en el sistema, era el período de la libertad condicional, en que el condenado de buen comportamiento que demostraba ser apto para la vida social, vivía en libertad en un lugar determinado y era fiscalizado por la policía.

Por su parte, al dictarse la Ley Por su parte, el Capítulo de Progresividad del Régimen Penitenciario, en su artículo 5 establecía: El jardín maternal en la Unidad Carcelaria La ley de ejecución de la pena privativa de libertad, ley El encarcelamiento de una mujer con hijos a su cargo, sobre todo si son pequeños, puede desembocar con cierta frecuencia en una situación de desamparo.

Como afirman Jaffé, Pons y Rey, ante un panorama como éste, una solución es permitir a los niños pequeños que vivan junto a sus madres durante un tiempo determinado en la prisión.

Esto, en parte, parece reconocer los 67 María Constanza Fonrouge importantes lazos que unen a la madre y al niño, y el papel crucial que su relación juega en el desarrollo infantil. No obstante, esta solución al dilema también es criticada por otros. Para ellos, todas las instituciones y, en especial, las instituciones penitenciarias son entorno restrictivos y empobrecidos en los que los niños pequeños no pueden desarrollarse adecuadamente.

Cuando se analiza la respuesta que han dado los diferentes países a este problema, se aprecia una gran diversidad de medidas.

En centros cerrados hay tres Halloway, Styal y New Hall que reciben presas preventivas y penadas, y como centro abierto sólo una Askham Grange que sólo tiene internas penadas. Halloway y New Hall sólo reciben internas con niños hasta los 9 meses, mientras que en las otras dos unidades pueden permanecer hasta los 18 meses. Tres o cuatro familias viven, cocinan y comen en una celda de algo menos de 11 metros cuadrados. El gobierno asigna una pequeña paga a cada preso no a cada persona que viva con él o ella.

Si después no hay familia alguna que se haga cargo del niño, éste es abandonado. Como hemos podido ver a través de todo este recorrido, la diversidad de soluciones en los diferentes países es enorme. Madres en prisión y sus hijos: Spitz creía que esta respuesta de los niños a la separación de la madre era una forma de depresión infantil que llamó depresión anaclítica. En este centro eran acogidos niños abandonados y también madres solteras. La autora concluye que, en términos generales, los niños estudiados presentan retraso del desarrollo, aunque este retraso es mucho menor o incluso inexistente en el caso de los niños cuidados por sus madres en el marco de la institución.

En esta misma línea apunta el trabajo de investigación desarrollado en el Centro Penitenciario de Carabanchel por Martín, Bayona y Barderas Los datos fundamentales se pueden resumir como sigue: Algunos niños llegan sin las vacunaciones que les hubieran correspondido; - alteraciones del desarrollo psicomotor: Tampoco pudo establecerse una relación significativa entre la autoestima de la madre durante su estancia en prisión y el nivel de desarrollo de los pequeños.

Los autores concluyen que en términos globales el desarrollo de los niños en las unidades de madres tiene la misma evolución que el de los niños que viven con sus madres en situaciones similares de vida pero en libertad.

En las celdas, el espacio escasea hasta el punto de dificultar la instalación de las cunas; los servicios carecen de separación y, en algunos centros, el espacio, aunque es mayor, es compartido por dos o tres madres con sus hijos.

Concluyen los autores que en este aspecto cada centro tiene instalaciones, disposiciones y patrones de uso diferentes. Otro de los aspectos estudiados fue la disponibilidad de material juguetes y equipamiento infantil. Tradicionalmente, las interacciones entre niños y adultos en entornos institucionales se centran en las rutinas de cuidado físico baño, vestido, aseo y alimentación. En comparación con la guardería, las unidades de madres tienen una proporción menor de interacciones de calidad sociales y de cuidado a todas las edades, en particular a partir de los 13 meses.

Unas 30 presas que son madres y cumplen la etapa final de su condena viven con sus hijos en departamentos en distintos barrios de la ciudad. Gracias a un convenio que existe entre la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y la ONG Nuevo Futuro, en cada departamento, en donde viven seis madres, cada mujer ejerce su maternidad, como lo haría en su propio hogar. Allí, las madres pueden seguir cumpliendo su condena sin necesidad de que sus hijos sufran la falta de libertad.

Existe un reglamento sobre horarios y normas de disciplina. Un representante de la Justicia verifica que todo se cumpla. Pero allí no hay rejas ni entorno carcelario. Los chicos van a escuelas de la zona, donde nadie sabe que ellos son hijos de mujeres presas. A partir de entonces, la edad se redujo a los tres años. En las prisiones bonaerenses son nueve de cada diez. Y también solicitó que se revisara el uso que se hace en estos casos de la detención preventiva.

Se mencionan procesos jurídicos reparativos, sentencias de orden comunitario, libertad condicional y arresto domiciliario. Hoy el sistema no permite a los jueces instancias diferentes de la privación de la libertad.

El Interés superior del niño: Algo que resulta llamativo es que no hay intervención de jueces de familia. Son los mismos jueces penales los que resuelven sobre la suerte del chico. Así lo explica Florencia Der Torossian, psicóloga de la Fundación Sacdem, que desde hace 10 años trabaja con chicos que viven en prisión. La mayoría de los chicos presenta déficit atencional en la infancia.

Y trastornos de conducta en la adolescencia. Eran donaciones para los bebes de las madres presas. Se lo explicó y el chico insistió: La respuesta es que sí.

La mujer que cumple arresto en su hogar: Le otorgaron prisión domiciliaria para que cuidara a sus hijos La casa tiene un aroma especial. Es una mezcla de olor a piso limpio, ropa recién lavada y algo que cocina en el fuego. Se completa con unos tintes amargos del mate que hay sobre la mesa. Es olor a hogar. El fallo, que tuvo amplio apoyo de juristas y constitucionalistas, privilegió el derecho de los cuatro hijos de Adriana, de entre 11 y 15 años, a vivir con ella, por sobre las normas que rigen la prisión preventiva y que establecen que la mujer debe estar recluida hasta que se la juzgue por el delito de venta de drogas.

Se priorizó el interés superior del niño, derecho de jerarquía constitucional, por sobre las leyes procesales. Sería muy bueno que se avanzara en ese sentido. Ese día, la cena la preparó ella. En la entrada hay dos cachorros prendidos a la teta de la perra de la familia. Carla, la hija menor, intenta separarlos. Pero los cachorritos se resisten y corretean hasta volver a alcanzar el lugar en el que les gustaba estar. Ella tiene once años, el pelo largo y ojos verdes. Me abrazan, me dan besos.

No se refiere sólo a las cosas domésticas. Venían a verme y por ahí no habían comido o hacía días que no se bañaban. Estaban sucios, pasaban todo el día en la calle. En la escuela les iba muy mal. Uno de ellos estaba por perder el año. Se siente orgullosa al contar que Alejandro esta semana sacó un diez. Y que ya no anda todo el día en la calle con amigos. Se le empaña la mirada. Pero asegura, a 78 La Mujer privada de la libertad la vez, que vendió droga para darles de comer y mandarlos al colegio.

Pero ellos saben por todo lo que pasamos. Yo hice de todo, pero por ellos. Hasta me subí la ropa y me puse tacos y me prostituí. Ni presa de su hogar. Hay un patrullero que pasa dos veces por día para controlar que esté en casa. Y ella lo saluda desde el interior de la vivienda, mientras prepara el almuerzo o la cena para sus hijos.

También hay una asistente social que la visita cada 15 días. La delincuencia juvenil femenina y su comparación con la masculina La delincuencia juvenil femenina comenzó a estudiarse específicamente a finales de los años 60, momento en el que, con el movimiento de liberación de la mujer, se comienza a percibir socialmente un aumento considerable de la misma. Como principales teorías acerca de la delincuencia femenina podemos destacar, fundamentalmente, las siguientes: Teorías intermedias de índole individualista con proyección social: Entre ellas podríamos citar los estudios sobre la Ecología Criminal, el Aprendizaje Social o la Teoría del Etiquetado.

En el caso de las teorías funcionalistas entre ellas, especialmente, la teoría del rol y la teoría de la igualdad de oportunidades , el mayor interés ha consistido en explicar el aumento que ha experimentado la delincuencia femenina y los cambios en las formas de comisión de los delitos; mientras que la criminología crítica especialmente con la teoría del control social y teoría de la dependencia económica ha mostrado interés por el estudio de la influencia del control social, formal e informal, que recibe la mujer sobre su conducta criminal.

Sin embargo, sí quiero destacar el trabajo llevado a cabo en este campo por la Unidad de Investigación Criminológica de la Universidad de Castilla La Mancha sobre la comisión de algunos actos delictivos y predelictivos en la población femenina española de 14 a 21 años.

Sobre una muestra de 2. También se observa que ambos sexos tienden a realizar estas conductas en compañía de otros amigos, dato este, que confirma la importancia del grupo en muchos de los comportamientos juveniles, y corrobora la tesis que afirma que la inadecuada socialización debilita los vínculos del joven con los grupos convencionales de la sociedad, como la familia, la escuela o el trabajo; y le induce a crear vínculos con grupos no convencionales o desviados, donde el joven puede encontrar reforzada su conducta desviada.

El mayor control familiar sobre con quién y cómo pasan su tiempo, su preferencia por pasar su tiempo libre en familia o pareja, y sus mejores resultados escolares, explican, en gran medida, la menor propensión de la mujer a participar en los comportamientos delictivos. La victimología femenina Se puede encontrar un paralelismo importante entre la evolución de los estudios sobre delincuencia femenina y sobre Victimología femenina.

En ambos casos los estudios teóricos, si bien esto se constata especialmente en los estudios sobre delincuencia llevan décadas de retraso respecto a los realizados sobre el mismo fenómeno, pero con varones. Y parece que sólo interesa saber si la mujer delincuente es un espécimen distinto de mujer y qué hormonas nos convierten en ladronas o asesinas. Si bien la mujer delincuente es estadísticamente todavía 14 J.

Por otro lado, se puede afirmar, también, que los estudios victimológicos, tal como se plantean desde la mayor parte de la doctrina, sobre víctimas femeninas son infecundos y parciales, puesto que solo tienen por objeto las víctimas del delito, mientras que las mujeres, como hemos destacado, son víctimas de muchas conductas agresivas que no se consideran delito.

Estos graves déficits de ejecución convierten al Derecho Penal en un arma arrojadiza y de desprestigio en manos del estado, primero, porque al no poder resolver aquellos conflictos para cuya resolución ha sido creada la norma, provoca la incredulidad generalizada en el sistema y, segundo, porque pone de manifiesto lo que pretende ocultar: En la mayoría de los casos, las víctimas quedan con secuelas psicológicas, modifican sus rutinas diarias, afirman que han cambiado de domicilio y padecen sueños en relación con lo sufrido.

En estos supuestos a su condición de marginado social, se une su condición de mujer lo que incrementa las posibilidades de ser víctima del primer grupo.

Dentro de ésta se encuentran involucradas muchas personas con muy distintos intereses. Este grupo puede generar hijas que las desprecian e infravaloran, consideran a su madre una mujer insegura, inmadura y se separan emocionalmente de ellas, perdiendo las madres autoridad y respetabilidad. Se acepta culturalmente una cadena violenta en la que el padre golpea a su pareja, la madre a los hijos y los hijos entre ellos, respondiendo a patrones parentales negativos que se transmiten a veces de forma simbólica por medio de actitudes de rechazo, de indiferencia y otros pequeños actos cotidianos.

Las mujeres pueden ser víctimas en su propio trabajo, bien a través del acoso sexual o bien por medio de la discriminación laboral. Esta iniciativa ha de ser valorada positivamente, porque supone el primer paso para reconocer como antijurídica las conductas de acoso sexual en el trabajo.

En esta relación ciertamente tiene un importante papel las concepciones y roles sociales sexistas, donde la conciencia de la superioridad del hombre y los comportamientos agresivos son dos caras de la misma moneda. Ciertamente bueno es destacar, que este trabajo no me condujo a hallar una solución específica al conflicto que se deriva de la delincuencia femenina, la mujer privada de la libertad, muchas veces detenida ella y sus hijos, ya que al parecer, ha excedido nuestras posibilidades.

Sin embargo no es poco motivo para nuestra satisfacción, que por medio de este emprendimiento nos hemos reafirmado en nuestra convicción en la necesidad de recuperar esa parte de la sociedad —mujer madre detenida- que se sumergió en el siempre peligroso camino del delito y a quien indefectiblemente, debemos hacer objeto de una sanción. Pero no poco se obtiene de situar a la mujer en la sociedad, rodeada de todos los factores biológicos y físicos-sociales que influyen en su vida para hablar con exactitud de la delincuencia femenina.

Éste ha sido, en definitiva, el verdadero, aunque impensado, objetivo de este trabajo. La curatela en el derecho de fuente convencional internacional vinculante para Argentina. Cuestiones de resultado 1. Una diferencia preliminar surge a la vista al momento de enfocar la protección que el ordenamiento jurídico concede a las personas físicas que han llegado a la mayoría de edad. Pero otro espacio lo merece el considerar a las personas mayores que han cumplido con una etapa de su vida con pretensión de iniciar una nueva y es así el supuesto de haber alcanzado la edad suficiente para acceder al retiro laboral.

Bien sabemos que los derechos inherentes a la persona humana y a la personalidad no cambian por la edad, ni menos pueden sufrir merma o cercenamiento alguno. Aranda de Pastor, D. En Medidas de Protección de las Personas Mayores. Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación. El encuadre primario del tema hace que su pertenencia sea al estatuto personal y que le sea de aplicación la ley personal. Francescakis observa que el primero se refiere al conjunto de situaciones e instituciones jurídicas que se vinculan a la persona mientras que la segunda señala al ordenamiento que rige dicho estatuto personal2.

En la nutriente internacional sólo encontramos al instituto de la curatela dentro de los Tratados de Montevideo de Derecho Civil Internacional tanto de como de y en semejanza en cuanto al método dado por el Código Civil Argentino, extienden las normas de la tutela a la curatela. Pero desde ya, se reconoce necesaria vigencia de los derechos fundamentales del hombre cualquiera fuere su condición en todas las relaciones privadas internacionales en que sea parte interesada3.

Regulación en el Código Civil Argentino- Efectividad de la Declaración de Insania Sin pretensión de dar trato de especialización civilista sino sólo como un bosquejo de entorno, el régimen de las representaciones apunta a preservar a través de la tutela y de la curatela, la persona y los bienes de los incapaces asignando a cada especie la sustitución de persona necesaria.

Como en el caso estamos frente a incapaces adultos, la figura es comprensiva de las denominadas inhabilidades. Los hechos narran que un español residente en Cuba otorga allí testamento en ; en él ordena la tutela de su hija menor pero que ante la posibilidad de que sea necesario que continuara luego de la mayoría de edad, cosa que ocurrió, estableció un orden de preferencia por edad entre sus hijos para ejercer la representación.

Con la guerra de Cuba, la familia va a Sevilla, luego el testador y parte de la misma regresan a Cuba país en donde éste fallece en Posteriormente otro hermano solicita lo mismo en Sevilla, a lo cual se opone el mayor por entender que es en contra de la voluntad del testador. Concluyendo, es regla general adecuar la tutela así como la curatela a la ley personal del pupilo y que tanto el representante como el juez sean partes cercanas a él.

Y es por ello que se reconoce a las autoridades nacionales de tutela del pupilo como las competentes para organizarla5 y en igual sentido cuando se trata de un adulto.

Por otra parte debe sortearse la dificultad de ver el tutor y el curador sus facultades reconocidas por un ordenamiento extranjero que no fue el que lo ha imbuido del cargo vale decir, que sus facultades de representación personal y de administración de los bienes del pupilo en país diferente a aquel en que la tutela fue constituida deben ser las que se extraterritorialicen no convirtiendo al instituto en claudicante con el paso de frontera jurídica.

A fin de orillar estas dificultades la Conferencia de La Haya se interioriza desde sus albores elaborando dos Convenciones, una sobre tutela de los menores 4 5 6 Puente Egido, J: Universitaria de Barcelona, De raíz latinoamericana, el Código de Bustamante y Sirvén destina los arts. En el ordenamiento nacional alguno de estos tópicos reciben la jurisdicción argentina y tienen respuesta en función del domicilio del tutor o curador por sobre las condiciones en la que se encuentra el menor o el incapaz adulto8.

La solidez del régimen de Vélez es conceder preeminencia de trato a la jurisdicción por sobre el derecho aplicable. El plexo normativo rector se introduce con la recurrencia a dos normas materiales como son el art. Esta jurisdicción permanece inalterable hasta la extinción de la representación por cualquiera de las causales previstas por la ley y que en suma conducen, a la rehabilitación de la persona como sujeto pleno de derecho art.

Entiendo que en esto deberíamos detener la marcha y recurrir a la ley mas favorable al incapaz, pues si de la administración de la tutela hubiere bienes muebles radicados en un ordenamiento menos favorable a los intereses de éste debería recurrirse al art. Por su naturaleza y efectos es una sentencia constitutiva pues afecta al estado y a la capacidad de una persona generando una situación de especial trato por ende su reconocimiento internacional es involucrado, pleno.

Así es como en materia patrimonial vuelven a la técnica de emplear normas de acumulación por resultar asimétricamente receptada la hipoteca legal, de manera de ser esta figura viable siempre y cuando 9 Boutin, Gilberto: De esta forma la regla indica que el sistema de ley aplicable a los bienes del pupilo es el de unidad salvo en los supuestos de excepción vistos que el caso pueda presentar. En consonancia con nuestro Código Civil los Acuerdos Montevideanos contemplan a la tutela y a la curatela en forma conjunta bajo un mismo título.

Cuestiones de resultado En síntesis, para el Derecho Internacional Privado argentino sea de fuente interna como internacional los jueces argentinos son competentes para declarar el estado de interdicción cuando la persona en particular, tenga su domicilio o residencia en el país con sujeción en el Código Civil y en los Tratados de Montevideo Operadores jurídicos e imaginario social.

Este trabajo pretende reflexionar críticamente en torno a la siguiente constatación: Los hijos tanto los varones como las mujeres eran considerados posesiones del padre.

La mujer no pertenecía al marido, aunque en el aspecto sexual sí que era considerada como una propiedad del esposo y estaba seriamente castigada cualquier relación sexual de la mujer casada fuera del matrimonio, tanto para ella como para su amante.

El matrimonio, al menos en teoría, era acordado por el padre o los hermanos, y el Código de Hammurabi establecía que era necesario un contrato para establecer todas las condiciones de la unión y las posibilidades en caso de divorcio o viudedad. En el contrato matrimonial había dos conceptos de gran importancia: Un padre podía entregar una hija para ejercer de sacerdotisa de un dios. Un hombre podía divorciarse de una mujer sin necesidad de una justificación, pero, si había tenido hijos con ella, esta se quedaba con la dote, con los hijos y con los derechos de la propiedad para poder mantenerlos.

Si era la mujer quien quería divorciarse o el marido se negaba a entregar la dote, entonces intervenían los tribunales. Si la mujer podía demostrar que la ruptura matrimonial era culpa de la dejación del marido, entonces podía irse con sus hijos y con la dote a la casa del padre.

Pero si se demostraba que el matrimonio se deshacía por su culpa, perdía la dote y los hijos y el marido podía mantenerla como sierva e incluso arrojarla al río. Cuando una mujer Mesopotamia se quedaba viuda, su desamparo era realmente muy grande, por lo que los babilonios establecieron leyes para ofrecerle una ayuda que les permitiese sobrevivir dignamente.

Para ello se estableció que los regalos de boda debían guardarse como una salvaguarda para la mujer en caso de la muerte del marido. Si no existían estos regalos, se establecía que la mujer heredaba una parte proporcional a la de cualquier hijo de las posesiones del marido.

Si una viuda decidía volver a casarse, perdía los regalos de boda y tenía que marcharse del hogar familiar. Aunque si tenía hijos a su cargo, debía pedir consentimiento judicial para volver a casarse. Para los babilonios el adulterio consistía en que una mujer casada mantuviese relaciones con otro hombre diferente de su marido. No se consideraba adulterio las relaciones extramatrimoniales del marido con mujeres no casadas.

Si una mujer era sorprendida en adulterio con su amante, el marido tenía derecho a atarlos juntos y arrojarlos al río para que se ahogasen.

prostitutas javea codigo de hammurabi derechos de mujeres y niños

: Prostitutas javea codigo de hammurabi derechos de mujeres y niños

Prostitutas rubi detenido un menor por anunciar a compañeras como prostitutas 946
PROSTITUTAS DE LUJO BILBAO PROSTITUTAS NEGRAS FOLLANDO 977
MIL ANUNCIOS DE PROSTITUTAS PROSTITUTAS LANZAROTE 462
MI FAMILIA DE CINCO DISFRACES DE PROSTITUTAS Follando prostitutas chinas prostitutas en rumania
Prostitutas follando videos videos porno gratis de prostitutas tailandesas Esta institución es anulable por imperio de lo establecido en los arts. Como el delito de omisión simple, el de omisión impropia implica la existencia de una situación de hecho que dé lugar al deber de obrar. Prostitutas talavera dias prostitutas de Derecho Privado, Madrid,tomo I, ps. El gobierno asigna una pequeña paga a cada preso no a cada persona que viva con él o ella. Ella tiene once años, el pelo largo y ojos verdes.

Si, de la mano del hijo de un señor o del esclavo de un particular, un señor ha adquirido o recibido en custodia plata u oro, un esclavo o una esclava, un buey o una oveja o un asno, o cualquier cosa que sea, sin testigos ni contrato, tal señor es un ladrón: Si un señor, habiéndosele extraviado un objeto, encuentra su objeto extraviado en posesión de otro señor; si el señor en cuya posesión se halló el objeto extraviado declara: Si el comprador no ha presentado al vendedor que le vendió el objeto ni los testigos en cuya presencia se efectuó la compra, y el dueño de la cosa perdida presenta testigos que testimonien sobre su cosa perdida, el comprador fue el ladrón: Y si al término del sexto mes, no presenta sus testigos, este señor es un falsario.

A continuación les ponemos todos los Artículos de este código precursor de las constituciones legales de muchas sociedades. Si no puede cumplir, es pasible de muerte. Su parte heredada pertenece a sus hermanos. En las penas aplicadas a cada delito se distingue si hay intencionalidad o no, y cual es la "categoría de la víctima y la del agresor".

Así la pena es mayor si se ha hecho adrede y menor si ha sido un accidente; mayor si la víctima es un hombre libre menor si es un esclavo. La mayoría de las penas que aparecen en el código son pecuniarias multas , aunque también existe pena de mutilación e incluso pena de muerte. En algunos casos la ley opta por aplicar talión, es decir, hacer al agresor lo mismo que él hizo a su víctima siempre que ambos sean de la misma "categoría".

Civilización Mundial I Fecha: Miércoles 8 de Mayo Del Hammurabi Rey de Babilonia a. La estatuilla donde se encuentra transcrito el código Hammurabi y la forma de escritura. Laguna de 6 líneas. Tal vez te pueda interesar: Alfonso Roldos Kozisek Idioma: Los autores concluyen que en términos globales el desarrollo de los niños en las unidades de madres tiene la misma evolución que el de los niños que viven con sus madres en situaciones similares de vida pero en libertad.

En las celdas, el espacio escasea hasta el punto de dificultar la instalación de las cunas; los servicios carecen de separación y, en algunos centros, el espacio, aunque es mayor, es compartido por dos o tres madres con sus hijos. Concluyen los autores que en este aspecto cada centro tiene instalaciones, disposiciones y patrones de uso diferentes. Otro de los aspectos estudiados fue la disponibilidad de material juguetes y equipamiento infantil.

Tradicionalmente, las interacciones entre niños y adultos en entornos institucionales se centran en las rutinas de cuidado físico baño, vestido, aseo y alimentación. En comparación con la guardería, las unidades de madres tienen una proporción menor de interacciones de calidad sociales y de cuidado a todas las edades, en particular a partir de los 13 meses.

Unas 30 presas que son madres y cumplen la etapa final de su condena viven con sus hijos en departamentos en distintos barrios de la ciudad. Gracias a un convenio que existe entre la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y la ONG Nuevo Futuro, en cada departamento, en donde viven seis madres, cada mujer ejerce su maternidad, como lo haría en su propio hogar.

Allí, las madres pueden seguir cumpliendo su condena sin necesidad de que sus hijos sufran la falta de libertad. Existe un reglamento sobre horarios y normas de disciplina. Un representante de la Justicia verifica que todo se cumpla. Pero allí no hay rejas ni entorno carcelario. Los chicos van a escuelas de la zona, donde nadie sabe que ellos son hijos de mujeres presas. A partir de entonces, la edad se redujo a los tres años.

En las prisiones bonaerenses son nueve de cada diez. Y también solicitó que se revisara el uso que se hace en estos casos de la detención preventiva. Se mencionan procesos jurídicos reparativos, sentencias de orden comunitario, libertad condicional y arresto domiciliario. Hoy el sistema no permite a los jueces instancias diferentes de la privación de la libertad.

El Interés superior del niño: Algo que resulta llamativo es que no hay intervención de jueces de familia. Son los mismos jueces penales los que resuelven sobre la suerte del chico. Así lo explica Florencia Der Torossian, psicóloga de la Fundación Sacdem, que desde hace 10 años trabaja con chicos que viven en prisión. La mayoría de los chicos presenta déficit atencional en la infancia.

Y trastornos de conducta en la adolescencia. Eran donaciones para los bebes de las madres presas. Se lo explicó y el chico insistió: La respuesta es que sí. La mujer que cumple arresto en su hogar: Le otorgaron prisión domiciliaria para que cuidara a sus hijos La casa tiene un aroma especial. Es una mezcla de olor a piso limpio, ropa recién lavada y algo que cocina en el fuego. Se completa con unos tintes amargos del mate que hay sobre la mesa.

Es olor a hogar. El fallo, que tuvo amplio apoyo de juristas y constitucionalistas, privilegió el derecho de los cuatro hijos de Adriana, de entre 11 y 15 años, a vivir con ella, por sobre las normas que rigen la prisión preventiva y que establecen que la mujer debe estar recluida hasta que se la juzgue por el delito de venta de drogas.

Se priorizó el interés superior del niño, derecho de jerarquía constitucional, por sobre las leyes procesales. Sería muy bueno que se avanzara en ese sentido. Ese día, la cena la preparó ella. En la entrada hay dos cachorros prendidos a la teta de la perra de la familia. Carla, la hija menor, intenta separarlos. Pero los cachorritos se resisten y corretean hasta volver a alcanzar el lugar en el que les gustaba estar. Ella tiene once años, el pelo largo y ojos verdes.

Me abrazan, me dan besos. No se refiere sólo a las cosas domésticas. Venían a verme y por ahí no habían comido o hacía días que no se bañaban. Estaban sucios, pasaban todo el día en la calle. En la escuela les iba muy mal. Uno de ellos estaba por perder el año. Se siente orgullosa al contar que Alejandro esta semana sacó un diez. Y que ya no anda todo el día en la calle con amigos. Se le empaña la mirada. Pero asegura, a 78 La Mujer privada de la libertad la vez, que vendió droga para darles de comer y mandarlos al colegio.

Pero ellos saben por todo lo que pasamos. Yo hice de todo, pero por ellos. Hasta me subí la ropa y me puse tacos y me prostituí. Ni presa de su hogar. Hay un patrullero que pasa dos veces por día para controlar que esté en casa.

Y ella lo saluda desde el interior de la vivienda, mientras prepara el almuerzo o la cena para sus hijos. También hay una asistente social que la visita cada 15 días. La delincuencia juvenil femenina y su comparación con la masculina La delincuencia juvenil femenina comenzó a estudiarse específicamente a finales de los años 60, momento en el que, con el movimiento de liberación de la mujer, se comienza a percibir socialmente un aumento considerable de la misma. Como principales teorías acerca de la delincuencia femenina podemos destacar, fundamentalmente, las siguientes: Teorías intermedias de índole individualista con proyección social: Entre ellas podríamos citar los estudios sobre la Ecología Criminal, el Aprendizaje Social o la Teoría del Etiquetado.

En el caso de las teorías funcionalistas entre ellas, especialmente, la teoría del rol y la teoría de la igualdad de oportunidades , el mayor interés ha consistido en explicar el aumento que ha experimentado la delincuencia femenina y los cambios en las formas de comisión de los delitos; mientras que la criminología crítica especialmente con la teoría del control social y teoría de la dependencia económica ha mostrado interés por el estudio de la influencia del control social, formal e informal, que recibe la mujer sobre su conducta criminal.

Sin embargo, sí quiero destacar el trabajo llevado a cabo en este campo por la Unidad de Investigación Criminológica de la Universidad de Castilla La Mancha sobre la comisión de algunos actos delictivos y predelictivos en la población femenina española de 14 a 21 años. Sobre una muestra de 2. También se observa que ambos sexos tienden a realizar estas conductas en compañía de otros amigos, dato este, que confirma la importancia del grupo en muchos de los comportamientos juveniles, y corrobora la tesis que afirma que la inadecuada socialización debilita los vínculos del joven con los grupos convencionales de la sociedad, como la familia, la escuela o el trabajo; y le induce a crear vínculos con grupos no convencionales o desviados, donde el joven puede encontrar reforzada su conducta desviada.

El mayor control familiar sobre con quién y cómo pasan su tiempo, su preferencia por pasar su tiempo libre en familia o pareja, y sus mejores resultados escolares, explican, en gran medida, la menor propensión de la mujer a participar en los comportamientos delictivos.

La victimología femenina Se puede encontrar un paralelismo importante entre la evolución de los estudios sobre delincuencia femenina y sobre Victimología femenina. En ambos casos los estudios teóricos, si bien esto se constata especialmente en los estudios sobre delincuencia llevan décadas de retraso respecto a los realizados sobre el mismo fenómeno, pero con varones. Y parece que sólo interesa saber si la mujer delincuente es un espécimen distinto de mujer y qué hormonas nos convierten en ladronas o asesinas.

Si bien la mujer delincuente es estadísticamente todavía 14 J. Por otro lado, se puede afirmar, también, que los estudios victimológicos, tal como se plantean desde la mayor parte de la doctrina, sobre víctimas femeninas son infecundos y parciales, puesto que solo tienen por objeto las víctimas del delito, mientras que las mujeres, como hemos destacado, son víctimas de muchas conductas agresivas que no se consideran delito.

Estos graves déficits de ejecución convierten al Derecho Penal en un arma arrojadiza y de desprestigio en manos del estado, primero, porque al no poder resolver aquellos conflictos para cuya resolución ha sido creada la norma, provoca la incredulidad generalizada en el sistema y, segundo, porque pone de manifiesto lo que pretende ocultar: En la mayoría de los casos, las víctimas quedan con secuelas psicológicas, modifican sus rutinas diarias, afirman que han cambiado de domicilio y padecen sueños en relación con lo sufrido.

En estos supuestos a su condición de marginado social, se une su condición de mujer lo que incrementa las posibilidades de ser víctima del primer grupo. Dentro de ésta se encuentran involucradas muchas personas con muy distintos intereses. Este grupo puede generar hijas que las desprecian e infravaloran, consideran a su madre una mujer insegura, inmadura y se separan emocionalmente de ellas, perdiendo las madres autoridad y respetabilidad.

Se acepta culturalmente una cadena violenta en la que el padre golpea a su pareja, la madre a los hijos y los hijos entre ellos, respondiendo a patrones parentales negativos que se transmiten a veces de forma simbólica por medio de actitudes de rechazo, de indiferencia y otros pequeños actos cotidianos. Las mujeres pueden ser víctimas en su propio trabajo, bien a través del acoso sexual o bien por medio de la discriminación laboral.

Esta iniciativa ha de ser valorada positivamente, porque supone el primer paso para reconocer como antijurídica las conductas de acoso sexual en el trabajo. En esta relación ciertamente tiene un importante papel las concepciones y roles sociales sexistas, donde la conciencia de la superioridad del hombre y los comportamientos agresivos son dos caras de la misma moneda. Ciertamente bueno es destacar, que este trabajo no me condujo a hallar una solución específica al conflicto que se deriva de la delincuencia femenina, la mujer privada de la libertad, muchas veces detenida ella y sus hijos, ya que al parecer, ha excedido nuestras posibilidades.

Sin embargo no es poco motivo para nuestra satisfacción, que por medio de este emprendimiento nos hemos reafirmado en nuestra convicción en la necesidad de recuperar esa parte de la sociedad —mujer madre detenida- que se sumergió en el siempre peligroso camino del delito y a quien indefectiblemente, debemos hacer objeto de una sanción.

Pero no poco se obtiene de situar a la mujer en la sociedad, rodeada de todos los factores biológicos y físicos-sociales que influyen en su vida para hablar con exactitud de la delincuencia femenina. Éste ha sido, en definitiva, el verdadero, aunque impensado, objetivo de este trabajo. La curatela en el derecho de fuente convencional internacional vinculante para Argentina.

Cuestiones de resultado 1. Una diferencia preliminar surge a la vista al momento de enfocar la protección que el ordenamiento jurídico concede a las personas físicas que han llegado a la mayoría de edad. Pero otro espacio lo merece el considerar a las personas mayores que han cumplido con una etapa de su vida con pretensión de iniciar una nueva y es así el supuesto de haber alcanzado la edad suficiente para acceder al retiro laboral. Bien sabemos que los derechos inherentes a la persona humana y a la personalidad no cambian por la edad, ni menos pueden sufrir merma o cercenamiento alguno.

Aranda de Pastor, D. En Medidas de Protección de las Personas Mayores. Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación. El encuadre primario del tema hace que su pertenencia sea al estatuto personal y que le sea de aplicación la ley personal.

Francescakis observa que el primero se refiere al conjunto de situaciones e instituciones jurídicas que se vinculan a la persona mientras que la segunda señala al ordenamiento que rige dicho estatuto personal2.

En la nutriente internacional sólo encontramos al instituto de la curatela dentro de los Tratados de Montevideo de Derecho Civil Internacional tanto de como de y en semejanza en cuanto al método dado por el Código Civil Argentino, extienden las normas de la tutela a la curatela.

Pero desde ya, se reconoce necesaria vigencia de los derechos fundamentales del hombre cualquiera fuere su condición en todas las relaciones privadas internacionales en que sea parte interesada3.

Regulación en el Código Civil Argentino- Efectividad de la Declaración de Insania Sin pretensión de dar trato de especialización civilista sino sólo como un bosquejo de entorno, el régimen de las representaciones apunta a preservar a través de la tutela y de la curatela, la persona y los bienes de los incapaces asignando a cada especie la sustitución de persona necesaria. Como en el caso estamos frente a incapaces adultos, la figura es comprensiva de las denominadas inhabilidades. Los hechos narran que un español residente en Cuba otorga allí testamento en ; en él ordena la tutela de su hija menor pero que ante la posibilidad de que sea necesario que continuara luego de la mayoría de edad, cosa que ocurrió, estableció un orden de preferencia por edad entre sus hijos para ejercer la representación.

Con la guerra de Cuba, la familia va a Sevilla, luego el testador y parte de la misma regresan a Cuba país en donde éste fallece en Posteriormente otro hermano solicita lo mismo en Sevilla, a lo cual se opone el mayor por entender que es en contra de la voluntad del testador. Concluyendo, es regla general adecuar la tutela así como la curatela a la ley personal del pupilo y que tanto el representante como el juez sean partes cercanas a él.

Y es por ello que se reconoce a las autoridades nacionales de tutela del pupilo como las competentes para organizarla5 y en igual sentido cuando se trata de un adulto.

Por otra parte debe sortearse la dificultad de ver el tutor y el curador sus facultades reconocidas por un ordenamiento extranjero que no fue el que lo ha imbuido del cargo vale decir, que sus facultades de representación personal y de administración de los bienes del pupilo en país diferente a aquel en que la tutela fue constituida deben ser las que se extraterritorialicen no convirtiendo al instituto en claudicante con el paso de frontera jurídica.

A fin de orillar estas dificultades la Conferencia de La Haya se interioriza desde sus albores elaborando dos Convenciones, una sobre tutela de los menores 4 5 6 Puente Egido, J: Universitaria de Barcelona, De raíz latinoamericana, el Código de Bustamante y Sirvén destina los arts. En el ordenamiento nacional alguno de estos tópicos reciben la jurisdicción argentina y tienen respuesta en función del domicilio del tutor o curador por sobre las condiciones en la que se encuentra el menor o el incapaz adulto8.

La solidez del régimen de Vélez es conceder preeminencia de trato a la jurisdicción por sobre el derecho aplicable. El plexo normativo rector se introduce con la recurrencia a dos normas materiales como son el art. Esta jurisdicción permanece inalterable hasta la extinción de la representación por cualquiera de las causales previstas por la ley y que en suma conducen, a la rehabilitación de la persona como sujeto pleno de derecho art.

Entiendo que en esto deberíamos detener la marcha y recurrir a la ley mas favorable al incapaz, pues si de la administración de la tutela hubiere bienes muebles radicados en un ordenamiento menos favorable a los intereses de éste debería recurrirse al art.

Por su naturaleza y efectos es una sentencia constitutiva pues afecta al estado y a la capacidad de una persona generando una situación de especial trato por ende su reconocimiento internacional es involucrado, pleno. Así es como en materia patrimonial vuelven a la técnica de emplear normas de acumulación por resultar asimétricamente receptada la hipoteca legal, de manera de ser esta figura viable siempre y cuando 9 Boutin, Gilberto: De esta forma la regla indica que el sistema de ley aplicable a los bienes del pupilo es el de unidad salvo en los supuestos de excepción vistos que el caso pueda presentar.

En consonancia con nuestro Código Civil los Acuerdos Montevideanos contemplan a la tutela y a la curatela en forma conjunta bajo un mismo título. Cuestiones de resultado En síntesis, para el Derecho Internacional Privado argentino sea de fuente interna como internacional los jueces argentinos son competentes para declarar el estado de interdicción cuando la persona en particular, tenga su domicilio o residencia en el país con sujeción en el Código Civil y en los Tratados de Montevideo Operadores jurídicos e imaginario social.

Este trabajo pretende reflexionar críticamente en torno a la siguiente constatación: Cabría entonces preguntarse si la señalada circunstancia ha influido o es esperable que influya en el sentido o la dirección de la interpretación. El nivel normativo En lo que respecta al denominado nivel normativo, pueden efectuarse los siguientes señalamientos.

El Código Civil, en su redacción original ,3 y hasta hace apenas unos años, colocaba en el mismo status jurídico a la mujer con el menor. Ella estaba bajo el control paterno hasta el matrimonio, momento en que pasaba a depender de su marido.

Éste era quien administraba sus bienes, quien hacía contratos por ella y la obligaba, quien tenía potestad sobre sus hijos, quien fijaba el domicilio y quien debía satisfacer sus necesidades. Una vez reinstalada la democracia argentina, en el Congreso de la Nación dictó la Ley Con la sanción de la ley El Código Civil fue sancionado el 25 de setiembre de , promulgado el 29 de setiembre y entró en vigencia a partir del 1 de enero de La Convención ha derribado importantes discriminaciones de género.

Sin embargo la discriminación cultural basada en las diferencias biológicas que atribuye comportamientos, características y status diferentes a varones y mujeres, sigue instalada en el discurso social y, por lo tanto, en el judicial, ahora presentada muchas veces bajo una forma disimulada que es necesario develar. Con inercia discriminatoria, los jueces siguen aplicando una escala de valores que las nuevas normas han dejado de lado.

Distintos fallos dan muestra de esta asincronía entre el derecho y la familia y sus integrantes: Pastorino quienes analizaron quinientas resoluciones judiciales realizando una minuciosa lectura y selección. El artículo del Código Civil dice: Modificado por la ley B. La honestidad así entendida, remite a otros valores. Por un lado, al honor de un nombre, el de un varón protector, pero también se vincula con la castidad, el recato y las buenas costumbres.

Así, el ejercicio de una sexualidad libre y voluntaria por parte de la mujer es vista como una desviación. Hemos encontrado que, en casos de acciones de reclamación de filiación extramatrimonial, ante hechos similares, las resoluciones fueron diametralmente distintas en función de una sola diferencia: Es el caso, por ejemplo, de una mujer madre de mellizos, cuya petición fue acogida por el tribunal y el demandado fue reconocido como padre.

Bell Ville 26 de marzo de La Ley Córdoba, Fallo citado en la nota López del Carril Julio J. Otro fallo muestra el temor ancestral del hombre frente a aquello que no puede controlar: En él se denuncia la siguiente posibilidad: También el arbitrio voluntario de quedar o no preñada con independencia de las declaraciones verbales.

El juez erige a la mujer en un ser capaz de elegir un padre para su hijo sobre la base de la composición genética de un hombre. Algunas preguntas Puede afirmarse que en gran medida las abogadas reciben de sí mismas la imagen especular propuesta por el discurso antes reseñado. Aparentemente estas expresiones ocultan algunos sucesos y estado de cosas no menores que han tenido lugar durante la segunda mitad del siglo XX en Argentina; por un lado que las mujeres hace tan solo medio siglo les fue reconocido el derecho al voto, por otro, a la primera mujer que recibió el título de abogada en la ciudad de La Plata le fue vedado el ejercicio de la profesión.

Pero, modificaría la interpretación de las normas el hecho de que las mujeres hubieran tenido igual representación que los hombres cuando se redactó la primera constitución o en la reforma de la misma? En su mayor parte el derecho fue estructurado, redactado y significado en una época donde la mujer era considerada un ser incapaz representado por el padre y luego por el marido. Resabios de esa cultura patriarcal encontramos en muchas normas vigentes como así también en sentencias de las diferentes instancias que leemos cotidianamente.

Por su parte, las propias mujeres parecieran no haber internalizado la situación en que se encuentran al neutralizar cualquier planteo que incluya explícitamente o implícitamente dichas cuestiones.

A la luz de los datos cuantitativos y entrevistas en profundidad realizadas a docentes en trabajos anteriores15, podemos afirmar que cuando las mujeres se incorporan al mercado de trabajo y, en especial al campo jurídico, ya tienen un perfil definido por el discurso patriarcal dominante que históricamente fue y es prepon- 15 Gonzalez, M. G y Salanueva, O. Lo curioso de esta situación , es el hecho no menor de que las mujeres reproducen esos perfiles y, en muchos casos sin conciencia de la situación.

Las reflexiones aportadas en este trabajo, creemos son una clara muestra de ello, pues frente al aumento del acceso de mujeres a puestos de suma relevancia hoy la Suprema Corte Provincial cuenta con una mujer y la Corte Nacional con dos dichas incorporaciones no se han traducido en la instalación de nuevos sentidos interpretativos del bloque de constitucionalidad ni en la instalación de temas tan caros a los derechos de la mujer como la violencia o el aborto.

Remarcamos estos cargos porque son los que pueden, a través del ejercicio profesional, dar un giro en la interpretación de las normas vigentes que incluya o diluya la mirada de género. Los temas de género y sus problemas hoy son residuales tanto en la formación al interior de las Facultades de derecho como también en el ejercicio profesional. Asimismo no se lo considera un problema a investigar ya que no se admite la existencia de la discriminación por género como uno de los problemas del fenómeno jurídico.

Es una paradoja, como tantas en el derecho, que se proclame la igualdad de géneros y, a la vez, se mantengan las desigualdades y discriminaciones. Mientras tanto, la polis actual parece seguir dominada por el argumento de aquella sentencia que la diosa Palas Atenea pronunciara para decidir la absolución de Orestes, y tal vez para signar los tiempos que con ella se inauguraban: Bibliografía -Bidart Campos, G.

La reforma constitucional de Centro Editor de América Latina. Revista sobre enseñanza del Derecho de Buenos Aires. El menor de objeto a sujeto de derechos. Un poco de historia. Comentario sobre un reciente fallo de la S. Introducción El presente trabajo se ha realizado en el marco de la Beca de Iniciación en la investigación, otorgada mediante concurso por la Comisión de Investigaciones Científicas de la Pcia.

Héctor Blas Lahitte y la Dra. En Argentina, la citada Convención es parte del texto constitucional, teniendo jerarquía supra legal desde , mediante su inclusión en el artículo 75 inc. En ésta nueva etapa que se encara con la inclusión de la convención al texto constitucional, señala Bidart Campos que, las obligaciones de los Estados ratificantes, alcanza a los tres poderes, incluyendo a las organizaciones privadas y a los particulares que estén vinculados con los menores.

La Convención es instrumento para que los jueces realicen interpretaciones, funden sus fallos con la inclusión de normas generales de aplicación directa, descarten normas incompatibles e interpreten las leyes de jerarquía constitucional inferior.

Las políticas nacionales deben adecuar sus leyes a la Convención, para implementarla. Desde su aparición se acortan las distancias entre lo que es la condición material de la infancia y su condición jurídica. Esto nos da la pauta de un avance hacia el respeto y protección por la niñez. N y deben entenderse como complementarios de los derechos y garantías por ellos reconocidos Infancia, derechos humanos y garantías constitucionales , Un poco de historia Partiendo de la documentación que nos suministran los estudios realizados por los cientificistas sociales4 , podemos sostener que el trato dado a la infancia, a través de la historia, ha pasado por distintos estamentos que resultan interesantes destacar.

Luego pasamos a la civilización romana, donde encontramos dentro de la estructura familiar, al pater familias, quien resulta ser amo y señor de los integrantes de su grupo. El primer atisbo de transformación, mediante el cual el niño parecía haber dejado de ser objeto para pasar a ser sujeto de derechos, lo hallamos con la aparición del cristianismo.

Los padres ya no son los dueños de sus hijos, ello pues se consideraba que las criaturas provenían de Dios, cuya voluntad divina merecía el mayor de los respetos. El desinterés hacia los recién nacidos, es una constante en esta etapa, falta de afecto, de ocupación, de enseñanza, llegando en casos a ser amamantados y hasta criados por las nodrizas que eran parte de las familias medievales.

Para la teología cristiana y para San Agustín, los niños son débiles de espíritu, es por eso que se debe utilizar con ellos el castigo redentor, sosteniendo el teólogo que El niño se convierte en centro del seno familiar. Desde el Estado se impulsan políticas para rescatar a los niños abandonados o de la calle. El Iluminismo, deja establecidos límites a los padres respecto a los derechos sobre sus hijos.

En forma progresiva se comienza a ver al niño como un bien muy preciado, al que se cría con amor, esmero, dedicación, caricias, llegando a ser considerado un ser que no tiene reemplazo, cuya muerte es una desgracia para su familia. Es en este siglo donde comienza la asistencia masiva a la escuela, instrumento de iniciación social que garantiza el pasaje del estado infantil al adulto.

Recién a fines del siglo XX año , con la firma y ratificación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, se comienza a dar forma normativa a los avances materiales que se habían producidos hasta al momento respecto a los menores. Este derecho, se encuentra contenido en el art.

N de no sólo consagra este derecho sino que otorga jerarquía constitucional a tratados internacionales en el Art. Esto nos hace plantear en primer término la representación de la niñez. El poder judicial de la pcia. Pero resulta harto conocido que, el asesor de menores, no puede concurrir en representación de la niñez a las innumerables audiencias que lo son asignadas en su labor diaria.

A nivel local, la provincia de Buenos Aires, se ha comprometido en su constitución art. También la ley Al respecto, Grosman sostiene que el juez tiene la facultad de citar de oficio a quien debía denunciar y no lo hizo. Persigue mediante la sanción al incumpliente hacerlo reflexionar sobre su actitud omisiva. Debe existir, expresamente, la protección en la ley de violencia familiar al igual que en el C.

Resulta un artículo innovador el referido a la facultad de la niñez, de poner en conocimiento de las autoridades los hechos de violencia.

Compendio de Jurisprudencia, Doctrina y Legislación. Enero- febrero de Derecho del niño a ser oído por su condición de sujeto de derecho: Para lograr implementar este derecho, dentro de alguna de las instancias del proceso, consideramos de relevante importancia entre otros, los artículos 12, 16, 17 y 18 de la Convención del Niño, que enuncian sucintamente lo siguiente: Los niños tienen derecho a ser oídos, y para ello los Estados ratificantes, deben garantizar al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio del derecho, de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que lo afecten, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño en función de la edad y de la madurez.

Para ello debe implementar procedimientos eficaces para el establecimiento de programas sociales con objeto de dar asistencia al niño y prevención, sobre todo en los casos en que es separado temporalmente o permanentemente de su seno familiar o cuyo interés exija que no permanezcan en ese medio art. Y dentro de esas medidas, se puede enumerar la que establece el desarrollo de la personalidad, las aptitudes y capacidades mentales y físicas del menor, como también la de inculcar al menor el respeto por los derechos humanos y libertades fundamentales y principios de la Carta de La ONU.

La premisa es, debemos escuchar al menor siempre, teniendo en cuenta al momento de tomar la declaración, su edad y madurez mental. Protección contra la violencia familiar. En un reciente fallo la S. A dicha resolución, la asesora de menores, interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley y el alto tribunal se pronunció en estos términos: El pedido cautelar que acompañó al escrito de inicio prohibición de acceso del presunto autor al domicilio familiar, conf.

La asesora, a su vez opinó que el tribunal de familia desconoce la legitimación para obrar de la afectada por las conductas reprochadas, ya que la denunciante es integrante del grupo familiar cuya tutela se procura.

Fundamenta la asesora el recurso en que el fallo contraviene el art. Por su parte el Superior Tribunal coincide en que ha sido cercenada la actuación judicial por no darse respuesta concreta al petitorio. As y concluye diciendo que la menor de autos tiene conforme a los art.

Asimismo fundamentan su decisión en las siguientes consideraciones: Votos de los Dres. Derechos del niño, art. La sentencia es anulada de oficio por la SCBA y se reenvía la causa a la instancia de origen para que integrado el tribunal y en el plazo de 48 hs.

Este fallo ejemplar del alto tribunal provincial, nos da la pauta que los tribunales de primera instancia, probablemente en su decisión no tuvieron en cuenta el total alcance de la normativa que regula tanto a la niñez como a la violencia y simplemente por omitir la aplicación del derecho vigente, no dieron la posibilidad a los niños de expresar sus opiniones dentro del proceso, coartando un derecho fundamental.

Reflexiones finales De los desarrollos precedentes surge que la niñez a través de la historia, ha pasado en cuanto al trato propinado por los mayores, por distintas etapas que nos hacen reflexionar sobre el avance a nivel legislación y el desfasaje a través de la interpretación por los operadores jurídicos.

Por una parte ha dejado de ser objeto de protección de sus padres, quienes dirigían firmemente su vida, desarrollo y educación, para ser reconocidos como sujetos de derechos y obligaciones por la CDN y por las leyes de menor jerarquía. Pero también debemos expresar que, el reconocimiento legislativo, no ha sido plenamente adoptado por los intérpretes Los derechos de los niños, muchas veces se hallan en conflicto con los deseos que los progenitores tienen para con su persona.

Pero como bien señala Grosman , cuando ello sucede, entonces entra en escena el Estado, como garante de los derechos infantiles, ya sea interviniendo en las familias o controlando la función parental. La CDN, establece que la planificación familiar atañe a los padres y los Estados deben adoptar todas las medidas apropiadas para lograr la orientación de los primeros y la educación para la paternidad responsable.

Pero muchas veces a los gobiernos les falta la voluntad política de inversión en la infancia. Con ello se desdoblaría lo que es asesoramiento y patrocinio y de esa manera se lograría una mejor representación del niño en la justicia. El acceso a la justicia por parte del menor, en principio debería ser gratuito en los casos que los padres no puedan solventar los costos del proceso.

Pero como es un tema con demasiada demanda, el Estado como encargado de cumplir el rol de garantía de ese acceso, debería subvencionar a las organizaciones civiles que se ocupan de la infancia, a fin de que estas también contribuyan mediante sus asesores legales a representar a los niños en el proceso. Para los casos de violencia familiar, resulta interesante lo establecido por la CDN de la niñez, respecto a la separación del menor de sus padres, en los casos que se den hechos de maltrato o descuido del niño por parte del progenitor.

El Estado se compromete a velar en estas circunstancias, por el interés superior del niño, siempre bajo la revisión judicial previa. El Consejo de Europa ha publicado un documento en el cual establece un resumen de edades que contempla el ordenamiento jurídico español Algunos informes presentados ante el Comité de las Naciones Unidas para el Seguimiento de la Convención, por países que la han ratificado, han estructurado la escala de edades reconocidas para ejercer estos derechos en las diferentes legislaciones nacionales.

Centro de Asistencia a la Víctima del delito. Advocatus, Duarte Quirós, Gob. En Derecho Penal Online. Colección Identidad Mujer y otros. Argumentos para otro comienzo. Comentarios a la nueva Ley Agosto 15 de En burocracias y violencia.

Estudios de antropología jurídica. La Sociología Jurídica en Argentina y su relación con las distintas ramas del Derecho: La situación actual y las posibilidades en el siglo XXI. Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Revista Interdisciplinaria de doctrina y jurisprudencia. La relación de pareja. Revista Interdisciplinaria de Doctrina y Jurisprudencia.

Red de centros de Investigaciones. Retos para afrontar la desigualdad. Una perspectiva biopsicosocial y jurídica.

Amaru Universidad de Salamanca. Un estudio socio-jurídico de los conflictos familiares. Citas del capítulo IX. Un ejemplo de judicialización: Editorial de Universidad de La Plata.

Pacto de San José de Costa Rica. Sólo tiene competencia local rigiendo para la Ciudad Autónoma de Bs. Es antecedente de los ordenamientos provinciales sobre el tema. Régimen Penal de la minoridad -Leyes provinciales: Promoción y Protección de los Derechos de los niños. Fuero de familia y del fuero penal del Niño. Prorrogada su entrada en vigencia por el término de días desde el mes de diciembre de , que era la fecha de implementación. Decreto 44 del Reforma y adecua la ley del fuero nuevo de menores.

La construcción de la realidad social. Donación de semen y el derecho a la identidad del niño. Introducción A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, se han realizado numerosos descubrimientos científicos relacionados con la reproducción humana, que han incidido en el Derecho de Familia, tales como las pruebas biológicas que han permitido determinar la paternidad discutida, que encuentran su base en el gran movimiento de reforma de la filiación, desarrollada en los países occidentales en esa época.

Debemos distinguir entre la inseminación artificial, que consiste en transferir semen a la mujer, produciéndose luego la fecundación, de la fertilización in vitro, donde el embrión se forma fuera del seno materno.

Ambas pueden ser homólogas, siendo los gametos de la pareja, o heterólogas cuando el óvulo, los espermatozoides o ambos pertenecen a terceros1.

Ello también se plantea en los casos en que el embrión transferido sea de otra pareja3. Todo lo que atañe a la persona como sujeto social es de vital importancia, porque ante los avances científico tecnológicos, se replantean las definiciones éticas, religiosas, sociales, jurídicas, económicas y políticas, en relación con la identidad humana.

Estas técnicas deben orientarse hacia una meta humanizante y dignificadora, reconociendo al progreso científico como un medio y no un fin. Donación de semen y el derecho a la identidad del niño Los bancos de esperma son laboratorios donde se guardan congeladas las muestras de esperma a fin de utilizarlas en el futuro.

En otros se recurre a la criopreservación para diferir la paternidad. Se utiliza la donación de esperma para la inseminación heteróloga, como por ejemplo en caso de esterilidad masculina del esposo o conviviente, o bien cuando la mujer desea ser madre sin tener pareja. En ambos casos se recurre a un extraño que ha donado su material genético a un banco de esperma. Esta corriente predomina en la doctrina italiana, francesa y algunos proyectos de nuestro país Laferriere-Storani.

Esta doctrina se corresponde a la española, alemana y norteamericana. También hay una solución brindada por la doctrina y algunos proyectos de ley, respecto de la posible acción de filiación contra el dador, sosteniendo que se debería asimilar esta situación a la de la adopción plena, donde los adoptados pueden acceder al expediente para conocer su origen biológico a partir de los dieciocho años. En nuestro país no existe una posición clara sobre el tema, lo que nos obliga a analizarlo de acuerdo a la legislación vigente.

Jacques Testart, opina que: Esto significa que los bancos de esperma pretenden fabricar niños de mejor calidad de los que se conciben naturalmente4. En cuanto a la situación del donante anónimo, es generalmente un contrato gratuito, formal y secreto entre el donante y el centro autorizado. Es claro que el donante no desea establecer un relación de filiación con el menor que nazca después de practicada la fertilización in vitro. Razón por la cual puede ser sometido a un juicio de filiación, teniendo en cuenta que se puede investigar la paternidad.

Dicha acción es irrenunciable e imprescriptible, para el hijo art. Como así también, estaría el dador legitimado para impugnar la paternidad extramatrimonial del hijo nacido de su aporte genético art.

El niño actualmente se encuentra protegido por diversas instituciones que preocupan por su bienestar, sean naturales o adoptivos, pero no así el que nace de una inseminación artificial. Hay dos posturas con relación al derecho del niño a tener una filiación materna y paterna. Para una, un tema es la madre soltera o viuda, que por circunstancias 4 5 www. Al negarle el derecho a un padre se le niega el derecho a la filiación paterna. Si bien la identidad no es sólo la biológica, sino que existe también la social, que surge del contexto en que crece y se desarrolla el niño como asimismo de su vida de relación, creemos tiene derecho a conocer sus orígenes genéticos, desconocer ese derecho implica entrar en contradicción con los derechos humanos fundamentales.

Hasta los hijos que viven con sus familias de origen preguntan, averiguan todo sobre sus antecedentes, aun cuando se da por sentado que los conoce por haber nacido en el seno de la misma. Derecho Argentino En nuestro ordenamiento jurídico actual, no hay una regulación legal sobre la procreación humana asistida. Existen varios proyectos, pero han perdido estado parlamentario. Consideramos que se debe regular mediante una ley que debe respetar los principios y garantías constitucionales reconocidos expresa e implícitamente por la Constitución Nacional arts.

En Argentina hay un vacío legal sobre el tema. Aun así, el donante es anónimo: Pero los datos quedan registrados ante una eventualidad. Es decir, una cosa el que el niño quiera conocer la identidad del donante y otra que le reclame reconocimiento y manutención. Derecho Comparado En varios países, se ha tomado conciencia de que debía procederse a la regulación jurídica de la procreación asistida. El procedimiento que utilizaron para legislar, fue el de crear comisiones multidisciplinarias de expertos -médicos, biólogos, abogados, etc.

Algunos de los países que legislaron específicamente sobre técnicas de reproducción asistida son: Ley sobre Fertilización Humana y Embriología de La ley no hace referencia a la aplicación de la técnica en mujer sola. Ley sobre Inseminación Artificial de Ley de Procreación Asistida de Creemos que no es posible desconocer el derecho del niño a conocer quiénes son sus progenitores desde el punto de vista genético. Resulta ilógico que al hijo adoptado se le permita conocer sus orígenes sin alterar su status de hijo adoptivo, y no así al concebido por estas técnicas.

Por ello, proponemos la posibilidad de que acceda a los registros que deben existir sobre los dadores de semen —o embriones- a partir de los dieciocho años, aplicando analógicamente las disposiciones sobre adopción. Es decir, sólo puede conocerse el origen biológico, pero no iniciar este tipo de acciones. Entendemos, entonces, que es necesario plantear una reforma legislativa a fin de contemplar estas cuestiones, y respetar verdaderamente el interés superior del niño consagrado en la Convención y en las nuevas leyes de infancia.

De lo expuesto se deduce que el vacío legal en nuestro país debe ser cubierto urgentemente con una ley de procreación humana asistida, que tenga en cuenta la supremacía de ciertos valores, tales como la dignidad humana, el derecho a la vida y el derecho del niño a crecer en un ambiente familiar, en donde se respete su identidad, como un derecho subjetivo que se reconoce a todo ser humano.

Teoría causal de la acción. Teoría social de la acción. Delitos propios de omisión. Delitos impropios de omisión. El tipo objetivo conglobante. El problema de la causalidad. Fuentes del deber de actuar. La posición de garante. La innecesariedad de la construcción analógica. El problema central que tradicionalmente se presenta es el siguiente: Generalmente, y es ahí donde se encuentra la discrepancia en la doctrina, se ha entendido que gran parte de las figuras penales se construyen como tipos de comisión, es decir, sobre la base de un hacer activo.

La acción a Concepto - terminología En el moderno Estado de Derecho la base primordial, real y material de todo delito, no puede surgir sino de una acción humana comportamiento que se refleja en el mundo externo [aspecto objetivo] y que traduce un acto de voluntad [faz interna o subjetiva] sin que pueda estar ausente uno y otro aspecto. El vocablo acción empleado por Soler , tropieza justamente con esta dificultad toda vez que dicha palabra parece aludir exclusivamente a un comportamiento positivo.

Entre ellas las principales son: Para el naturalismo todo se explica a través de causas y efectos de causas: Es por eso que Beling entiende por acción un comportamiento corporal voluntario consistente en un hacer inervación muscular o en un no hacer u omisión distensión muscular, inercia que causa un resultado en el mundo objetivo2.

Teoría finalista Elaborada por Welzel en la década del treinta y en oposición a la teoría causalista, esta concepción afirma que la voluntad humana sin contenido no es voluntad.

Este contenido final integra la estructura de la acción; la finalidad es la espina dorsal de la acción humana. Toda actividad finalista se basa en la peculiaridad de que el hombre, sobre la base de su conocimiento causal, puede prever en determinada escala las consecuencias posibles de su actividad. Welzel señala que la dirección final de la acción humana se desarrolla en dos fases. La primera transcurre en la esfera del pensamiento estructura de la acción en su aspecto subjetivo y se compone de: La segunda fase de la acción transcurre en el mundo real aspecto externo-objetivo de la acción y consiste en llevar a cabo la acción en el mundo real, dirigiendo finalmente, la causalidad en dirección a la producción del resultado.

De todo esto resulta que la voluntad final, como factor que configura objetivamente la realidad, pertenece a la estructura de la acción. En este concepto ha de apreciarse un triple aspecto, a saber: De aquí se desprende, también, un concepto valorativo: Frías Caballero, Jorge, ob. Anselmino y costumbres de la propia vida social; al ser esta valoración estrictamente social, evita que tenga connotaciones jurídicas como las de tipicidad, antijuridicidad o culpabilidad4.

Modalidades de la acción a Comisión, omisión y omisión impropia Atendiendo la triple modalidad que puede asumir en el mundo externo el elemento voluntario interior, los delitos pueden dividirse en delitos de acción hacer positivo , delitos de omisión no hacer lo que se debe o se espera; comportamiento negativo y delitos de omisión impropia o de comisión por omisión en los que se hace algo realizando una conducta omisiva 5.

Del mismo modo que una acción adquiere relevancia penal cuando supone la realización de un tipo penal prohibitivo, la omisión es relevante cuando se adecua a un tipo imperativo, es decir cuando se traduce en una desobediencia a lo ordenado por la norma. O sea que, lo que el legislador castiga en los tipos de omisión es no haber ejecutado la acción ordenada o socialmente esperada6.

La diferencia fundamental se puede observar en relación a la causalidad: Quien omite nada hace y consiguientemente nada puede causar. Así como en la acción el agente impulsa un curso causal desplegando una energía positiva, en la omisión el sujeto deja de emplear la energía necesaria para interrumpir un nexo causal que no ha creado.

En consecuencia, no puede formularse en la comisión una imputación similar a la que se realiza en los delitos de acción. Mientras que en los casos de acción se requiere un comportamiento comisito relevante, que consiste en haber producido o aumentado el riesgo que da lugar al resultado, la relevancia de la omisión se da en función de la existencia de un peligro potencialmente evitable, cuya viabilidad no fue disminuida o conjurada.

La imputación por delito omisivo depende así no sólo 4 6 5 Frías Caballero, Jorge, ob. Véase también, Bacigalupo, Enrique. Anselmino un deber de evitar un resultado.

Así, la omisión propia es la contrapartida de los delitos de pura actividad, y la impropia la de los delitos de resultado Estos son lo delitos de omisión, de simple omisión o de omisión propiamente dicha.

Se ha pretendido caracterizarlos afirmando que en ellos falta un hacer y un querer. Con esto quedarían casi radicalmente separados de toda la teoría sobre la acción, pues si a la falta del hacer y del querer se agrega que son delitos formales, en los cuales el resultado consiste en un peligro abstracto, es decir, que no hay alteración efectiva del mundo exterior, resulta que en los delitos de omisión no se encontraría ninguno de los elementos que caracterizan la acción voluntariedad, actuación y resultado.

El apoyo para tal argumentación suele ser buscado en los llamados delitos de olvido. La doctrina de la omisión no se separa de los principios que rigen la acción en general. En la omisión, así como se invierte la relación causal y en vez del acto cometido se juzga el esperado, así también en vez de hablarse de voluntariedad del acto omitido, hay que referirse a la posibilidad de haber querido el acto esperado: La voluntariedad en estos delitos es siempre referida a la omisión misma.

Tales figuras funcionan solamente cuando ese resultado es no querido. Son figuras preterintencionales y la omisión en ellas sigue siendo dolosa. Se trata de tipos en los que cualquiera que se halle en la situación típica puede ser autor, pues la obligación de actuar en esa situación deviene de la mera condición de habitante y no por particulares relaciones jurídicas.

Son los usualmente llamados propios delitos de omisión La acción debe realizarse sólo en esa situación típica, dado que todos los tipos omisivos son circunstanciados.

Sobre esa base se pueden señalar los tres elementos del tipo objetivo: Anselmino En la tipicidad omisiva no existe un nexo de causación, justamente porque debe existir un nexo de evitación. El resultado típico siempre se produce por efecto de una causa, pero ésta no es puesta por el agente. El nexo de evitación funciona en la tipicidad omisiva como el equivalente típico del nexo de causación, siendo —ambos- formas típicas de relevar la causalidad a efectos de individualizar la conducta prohibida.

Esta posibilidad debe constituir una probabilidad en límite con la seguridad. Esta es la característica particular que presenta la dominabilidad en la estructura típica omisiva. Se trata de la posibilidad objetiva de dominio del curso causal por parte del agente dentro de esta estructura.

El tipo subjetivo El principal interrogante que se planteó la doctrina acerca de la naturaleza del dolo en la omisión, puso en duda que éste tenga las mismas características que en la estructura típica activa, sosteniéndose por un sector doctrinario que es tan diferente de éste que en realidad, se trataría de un cuasi dolo En el aspecto cognoscitivo del dolo típico de omisión, siempre es indispensable que el autor conozca la situación típica.

También debe estar en condiciones de prever el curso causal. Hasta aquí el dolo en la omisión, en su aspecto cognoscitivo, no difiere del dolo en la estructura activa, pero hay un aspecto potencial, una posibilidad de conocimiento que se requiere en el tipo subjetivo omisivo: Lo cierto es que se requiere una actitud equivalente, por lo que se exige la voluntad de omitir para que concurra el tipo subjetivo, siendo admisibles tanto el dolo directo como el eventual.

En rigor, en el tipo omisivo no se necesita una específica decisión de omitir. La esencia pretípica de la omisión es la conducta efectivamente realizada: En el tipo activo el agente tampoco se monta sobre la causalidad real, sino sobre su representación, porque siempre se trata de un curso causal futuro: No se puede prescindir del elemento final en el dolo típico de omisión, porque el puro conocimiento también existe en la culpa.

No se trata aquí de finalidad potencial ni de una conducta potencial, sino que hay una conducta real y efectiva, que el sujeto lleva a cabo para no realizar la debida y dejar andar a la causalidad para que se produzca el resultado.

El fin de que se produzca el resultado que se debía evitar no es una motivación que, como tal, debe ir a la culpabilidad.

Las omisiones culposas Se señalan cuatro instancias en que puede surgir la culpa por falta al deber de cuidado: Delitos de comisión por omisión omisión impropia a. El causalismo Aparte de los delitos de simple omisión -dice Soler existe otra forma omisiva en la cual el delincuente sustituye su actividad por la eficacia causal de las fuerzas exteriores, cuyo desarrollo lleva al resultado ilícito que puede y debe impedir.

Se trata de verdaderos delitos de comisión, en los cuales la norma violada no es una norma positiva, sino una negativa. Son los llamados delitos de comisión por omisión, o falsos o impropios delitos de omisión.

En los delitos de omisión, lo punible es la omisión misma; en los de comisión por omisión, la omisión en sí misma puede no ser punible; lo es cuando de ella se ha hecho un medio para cometer. El problema se ha planteado bajo el aspecto de la causalidad en la omisión, con lo cual se ha tropezado indefectiblemente con que ex nihilo nihil fit.

Así se ha querido ver la causa del resultado en lo que el sujeto hacía positivamente en el momento de la omisión o en la acción inmediatamente precedente. Otro intento de fundar la causalidad en la comisión por omisión lo constituye la llamada teoría de la interferencia, con la cual se trata de encontrar una causa verdaderamente física del resultado en la corriente psíquica que ha tenido el natural impulso de obrar, dando lugar con ello a que el resultado se produzca.

Entonces, la comisión por omisión contendría una positiva actuación de la voluntad, que no por ser subjetiva dejaría de ser real. Ante estas dificultades, se ha variado el planteamiento del problema, para entrar a considerar no ya el acto o los actos cumplidos por el sujeto, sino el acto que debió cumplir, el acto esperado, al cual, negativamente se le da el mismo valor a los fines causales.

En consecuencia, el problema ya no consiste en saber si el hecho cuya ausencia se demuestra eficiente en la producción del evento, debió o no, en la situación dada, ser ejecutado El delito, consistente en un efecto…se logra…mediante una inactividad….

Igualmente todos los sacerdotes que ocupen legítimamente un cargo entre cuyas competencias exista las de oír confesiones C. Resulta ilógico que al hijo adoptado se le permita conocer sus orígenes sin alterar su status de hijo adoptivo, y no así al concebido por estas técnicas. Así la pena es mayor si se ha hecho adrede y menor si ha sido un accidente; mayor si la víctima es un hombre libre menor si es un esclavo. Delitos impropios de omisión. Esta es la característica particular que presenta la dominabilidad en la estructura típica omisiva. El pedido cautelar que acompañó al escrito de inicio prohibición de acceso del presunto autor al domicilio familiar, conf.